Desarrollo profesional, Educación, Job Training

Yo estuve allí: Finlandia día 1

Este es el primer post de una serie de cinco en los que os voy a describir mi viaje de investigación del sistema educativo finlandés que he realizado en este abril de 2016.

¡Pues sí! Yo estuve allí…formando parte del equipo EIM (Patricia, Ramiro, Laia y yo). La primera sesión la pilota una de nuestras anfitrionas finlandesas (Tiina). Conocemos a nuestros compañeros con los que vamos a pasar muchas horas a lo largo de estos días. Hay personas de España, Méjico, Colombia, Panamá y Perú.

En esta sesión nos dan la visión general del sistema educativo finlandés para que podamos centrarlo en las visitas a colegios.
Vemos que la mayor de las diferencias es que allí todo está conectado: cultura, religión (Finlandia no es un país laico, es un país luterano y, a pesar de que no sean practicantes en su gran mayoría, eso les dota de valores, siendo la responsabilidad individual y colectiva un pilar fundamental), política, escuela, familia…

Su población es de 5 millones de habitantes. Todos los habitantes de Madrid, distribuidos en un país, ¿os imagináis? No hay grandes diferencias sociales.

Entre sus valores está la atención prioritaria a lo que ellos consideran personas más necesitadas de atención: niños, ancianos y madres embarazadas son lo primero y por ese orden.

EL PROFESORADO:

La diferencia fundamental respecto a España, es que los que acceden a la universidad de docencia son los mejores. Tienen las mejores notas en el bachillerato, en su prueba de acceso, en el examen privado de la universidad a la que hacen la solicitud de entrada y, además, pasan una entrevista para contrastar su perfil y su vocación real. Una vez dentro, se les forma como profesionales muy autónomos porque en su vida laboral van a tener una libertad total. En la carrera aprenden a INVESTIGAR

Los directores de las escuelas seleccionan a sus profesores con total libertad. En cada caso, buscan perfiles que puedan dar todo, o bien, buscan especialistas. Una vez seleccionados hace una formación inicial y luego la dirección vela por la formación continua, en función de sus necesidades. El ambiente de trabajo es muy agradable e, individualmente, están muy a gusto en su trabajo. Es un trabajo bien pagado aunque no “espectacularmente” bien pagado (se mueven entre los 2.500 netos y los 3.500 netos en función de los años de trabajo (no olvidemos que es un país con precios muy elevados). La responsabilidad es uno de sus grandes valores. Eso hace que tengan una actitud muy positiva hacia la educación ya hacia la formación continua. Si bien es cierto que no tienen reuniones fuera de su horario, sí se organizan para desarrollar trabajo personal fuera de la escuela.

LA ESCUELA:

La educación es “local”, gira en torno al municipio. La escuela en Finlandia es pública y a las familias no se les puede cobrar nada.

Los niños van andando a su escuela desde el primer día de clase porque viven cerca de ella. Se trata de que su vida social gire en torno a su municipio.

Su sistema educativo tiene como filosofía la atención individualizada al alumno. Trabajan conscientemente desde el APRENDER A APRENDER. Adquieren estrategias técnicas para adquirir conocimientos. No se centran en los contenidos. La razón de ello: para aprender contenidos se necesitan muchas horas y su jornada no se caracteriza por ser excesivamente larga.

Todo ello es lo que representa el paso del “teaching” al “learning”. Las estrategias se basan en que el alumno descubra él mismo sus respuestas. El foco está en el proceso y los resultados vendrán como consecuencia de ello.

APROXIMACIÓN AL SISTEMA EDUCATIVO GENERAL:

La obligatoriedad de escolarización es a los 7 años, hasta entonces las familias deciden si les envían a las guarderías o si se quedan en casa bajo su cuidado o con cuidadoras familiares. Si van a las guarderías, no se hace con la filosofía de ir al cole, van a jugar. Aprenden jugando.

La educación obligatoria es de nueve años. La educación primaria va del grado 1 al 6. La secundaria son los grados 7, 8 y 9.

A los 6 años tienen un curso de transición en el que no hay objetivos de aprendizaje, su objetivo es trabajar la actitud positiva hacia el aprendizaje y hacia los compañeros para los próximos 9 años de escolarización obligatoria. La razón de ser de este curso es atender a la diversidad de niveles derivados de las diferencias de escolarización, si han estado en casa o en guarderías…

La clave para gestionar toda esta diversidad es que respetan los ritmos de aprendizaje de cada alumno. Su idea es que no hay prisa por aprender. Se piensa qué es mejor para cada niño. No se basan en la educación inclusiva, sino en que todos somos especiales, por eso cada uno recibe lo que necesita.

Su asignatura clave es la lectoescritura, para ellos tan importante como las matemáticas pues solo leyendo, entendiendo lo leído y escribiendo, podrán adquirir el resto de contenidos sin problema. De esta manera, se esfuerzan porque los mejores profesores estén en los 7 y 8 años (grado 1 y grado 2).

En cuanto a otras lenguas, la lengua extranjera (inglés) se aprende a partir de los 9 años (tercer grado). Por motivos políticos, es obligatorio el sueco. Y, como peculiaridad, llama la atención que se da la oportunidad de que los alumnos inmigrantes aprendan su lengua materna (español, alemán, francés…) Entienden que parte del bienestar de los alumnos y de sus familias también reside en no perder la lengua materna.

Cuentan con un curriculo nacional que define los mínimos pero cada escuela tiene libertad total, de modo que elaboran un proyecto propio enriquecido en el que incluyen los mínimos.

La base de todo es la CONFIANZA (Trust). La sociedad valora a los profesores, el estado confía en la escuela, los padres confían en la escuela, los profesores confían en sus alumnos, los alumnos confían en sus profesores…

Por ello no hay inspección educativa. Para ellos no es nada raro, lo entienden como eficiencia del sistema: la inspección les resultaría una pérdida de dinero y, dado lo altos que son sus impuestos, exigen un uso óptimo de los mismos. ¿Por qué se necesita a alguien que te diga si tú lo haces bien o mal, cuando la responsabilidad es toda tuya?

El gobierno elabora evaluaciones estándar para que los docentes que las usen puedan ver si sus alumnos están siguiendo un buen proceso de aprendizaje pero su uso es totalmente voluntario y los resultados son solo para uso del propio profesor, no tiene que dar cuenta de ellos a nadie.

Cada escuela escoge el tipo de evaluación que hace. Hay evaluaciones descriptivas con feedback para el alumno, evaluaciones numéricas (de 4 a 10) y mixtas. No hay preocupación por las rúbricas, todo son herramientas que aplican si es bueno para el alumno. Si no lo es, la evaluación es tradicional.

OTROS ASPECTOS QUE AYUDAN A ENTENDER EL SISTEMA:

– Hay muchas bibliotecas. En casa se lee mucho. Hay cultura de leer y hablar de la lectura.

– La educación no está politizada. Se ha renovado el currículo después de 10 años. Es un sistema educativo relativamente barato porque se invierte en prevención. Un ejemplo de ello, es que el porcentaje de repetidores es muy bajo porque las repeticiones son muy caras. El nuevo currículo entra en vigor en el próximo curso escolar.

– Trabajan con la psicología positiva en las escuelas. Finlandia es un país con un alto número de casos de depresión y de suicidio. Si se trabaja a la persona de un modo sistémico, desde pequeños, esta tasa se reduce y el gasto en sanidad también. Otro ejemplo es la preocupación por la comida nutritiva en los colegios: se necesita comer bien para aprender bien y esto reduce las enfermedades. Nos dicen que muchos niños el único plato caliente que comen es el del colegio. A pesar de que en en su curriculo “Cooking” es una asignatura de primaria y secundaria. Veo, pienso y me pregunto: ¿qué les pasa a los adultos que de niños han aprendido a cocinar y luego no cocinan saludable?

– No son muy buenos en competencias sociales, está claro. Parece que Pisa no evalúa esto…

– Son grandes consumidores de arte: en todos los lugares públicos exponen obras de arte de artistas locales. Los colegios son claro ejemplo de ello. Es una evidencia más de su apuesta por el cuidado de los llamados ambientes de aprendizaje.

Palabras clave: responsabilidad, confianza, foco en el alumno.

Esta primera sesión nos ha ayudado a entender la globalidad de este sistema. Amazing!! En el próximo post hablaremos de la primera de nuestras visitas: la escuela de práctica docente.

Up por el #cambioeducativo!!

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s